• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Descifrar el caos social: el nuevo periodismo

Posted by Fanquimista on 06-sep-2011 11:04:08

El mayor problema de un editor de Social Media es la cantidad de información que tiene que gestionar. Quizá no sea mucha en el caso de una empresa pequeña o de un blog con unos cuantos lectores, algunos de los cuales comentan y participan, pero, en el caso de un medio de comunicación conocido la tarea puede ser infinita.

En primer lugar, la selección es primordial. Separar el grano de la paja, saber qué información es útil y cuál es repetitiva. Y, sobre todo, algo que parece que muchos profesionales de la información han olvidado, siempre hay que contrastar la información. Cualquiera puede inventarse un bulo. Ya ha ocurrido en varias ocasiones, de hecho: una mentira se ha propagado por la red porque nadie la comprueba.

Cuando un tema está candente, se envían decenas de miles de tweets en pocas horas. La labor del periodista, en este caso, es elegir bien qué fuentes seguir. Anthony DeRosa, editor de Social Media de una de las agencias de noticias más importantes del mundo, Reuters, explica en un vídeo cómo se enfrenta a este complicado trabajo.

En este caso, DeRosa usa el ejemplo de un periodista que tenga que cubrir un acontecimiento en el extranjero. Nunca ha sido tan fácil conocer la opinión o el estado emocional de la gente de la calle. Herramientas como Facebook, Twitter, YouTube o Storyful permiten a cualquier persona con acceso a un ordenador o a un móvil retransmitir la situación que está ocurriendo en un lugar determinado casi al mismo tiempo que se produce. ¿Pero quién está contando la verdad? ¿Todo lo que se tuitea es verdad? Claro que no. Por eso, la labor del periodista, más que nunca, es saber elegir las fuentes de información tan rápido como éstas van generando las noticias.

Las noticias están en la calle, en la gente, y los gabinetes de prensa, las instituciones y los medios tradicionales no tienen razón de ser. O, al menos, no como hasta ahora. La labor periodística es mucho más compleja, pero también más interesante. El título que han elegido para el vídeo ilustra a la perfección la nueva labor periodística: descifrar el caos social para retransmitirlo a través de un medio social.

La buena noticia es que existen herramientas como TweetDeck que facilitan esta ingente labor de seguimiento y selección de acontecimientos, fotos, comentarios, etc. Según De Rosa, el primer paso es detectar las fuentes más fiables y cercanas al acontecimiento del que se está haciendo el seguimiento para darles un lugar de privilegio dentro de la pantalla de TweetDeck.

Obviamente, hay que seguir las cuentas de Twitter de los reporteros, periodistas y fotógrafos del propio medio, pero también las de los enviados especiales de la competencia. También es muy aconsejable seguir a periodistas del país (en caso de que la noticia sea en el extranjero) o, en general, de los medios locales.

DeRosa señala, especialmente, Storyful como una de sus herramientas imprescindibles. Se trata de una web social fundada por periodistas con el objetivo de separar la verdaderas noticias de lo que, en el lenguaje periodístico se conoce como "ruido", es decir, acontecimientos sin importancia que tienen la apariencia de noticias. Se nutre de todo tipo de fuentes: periodistas locales, fotógrafos aficionados (todos lo somos), documentalistas con una minúscula cámara de vídeo... o, simplemente, ciudadanos que están en el lugar de privilegio en el momento adecuado. Porque en esta sociedad 2.0 todos podemos ser periodistas.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción