• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Ocho errores que hay que evitar al generar contenidos

Posted by Fanquimista on 19-sep-2011 18:38:37

Cada vez más empresas utilizan el marketing social para promocionar su negocio. Pero sólo algunas tienen éxito al llevar a cabo estas acciones de promoción social. ¿Por qué algunas lo consiguen y otras no? En fin, no es el mayor secreto del mundo. Se puede resumir en una breve idea: el trabajo bien hecho. Para lograrlo, quizá sea mejor empezar por saber lo que no hay que hacer y, a partir de ahí, plantearse la estrategia sobre qué hacer o, más en concreto, qué contenidos elaborar.

A continuación, se ofrece una lista de ocho grandes errores a la hora de elaborar y poner en práctica una estrategia de marketing social:

  1. No saber a quién se dirige el negocio. Si quieres promocionar un negocio en Internet (y, en realidad, esto vale para cualquier negocio, aunque sea fuera de la red) hay que tener muy claro a quién van dirigidos los bienes y servicios que ofreces. Es lo que se llama el target o público objetivo. Si te diriges a todo el mundo, lo más normal es que nadie te haga caso. Se puede comenzar por contestar a estas cuatro preguntas:
    • A quién quieres ayudar
    • Cuáles son sus problemas y sus deseos
    • Cómo puedes llegar hasta ellos
    • Qué contenido están buscando
  2. Ofrecer contenido de poco interés. Una manera sencilla de definir qué es contenido interesante (para ese <i>target</i> en concreto, nunca hay que olvidarlo) es ofrecer respuestas a lo que busca la gente para resolver sus problemas o satisfacer sus necesidades. Dicho de otra forma, hay que ponerse en la cabeza de los posibles clientes. Hay que escuchar al cliente para saber lo que quiere, lo que necesita. Y, en el caso de los Social Media, estar atento a los comentarios de la página de Facebook o a lo que retuitean los seguidores. Ahí se encontrarán valiosas pistas. También hay que informarse leyendo las web de empresas de la competencia y los contenidos de revistas del sector. Por último, además del contenido en sí mismo, también importa cómo se ofrece: una correcta redacción y un buen diseño, limpio, agradable, son esenciales.
  3. No conseguir lectores. Sobre todo, al principio, hay que cuidar las relaciones sociales. Y, por supuesto, en nuestro caso, nos referimos a las de Internet. Dialogar con colegas a través de las redes sociales, comentar, opinar, visitar, enlazar... Ésta quizá sea la parte menos agradecida. Requiere de constancia, esfuerzo y tiempo. A veces, desespera no conseguir los resultados esperados. Pero, con tesón, llegarán.
  4. Dejar de lado la promoción. No nos engañemos: estamos en una sociedad donde las relaciones públicas son lo más importante de todo. No sólo hay que saber hacer las cosas, hay que saber venderlas. Hay que hablar de lo que hacemos. Y, de nuevo, esto vale tanto en la red como en la vida real. En la red, tiene mucho que ver con escuchar a los demás.
  5. Temer generar demasiado contenido. Si el contenido es bueno y no es repetitivo, siempre será bien recibido. No hay que temer cansar a los lectores, a los clientes. Si les resulta útil, nadie se quejará.
  6. Ignorar algunas redes socialesy cómo trabajan. Es bueno estar en todas las redes... siempre que se gestionen de manera adecuada. Cada una tiene sus peculiaridades y no es bueno tratarlas como si fueran iguales. Si es necesario (porque no hay tiempo para ocuparse de todas o por desconocimiento, por ejemplo), hay que plantearse la posibilidad de contratar a profesionales especializados.
  7. Centrarse en vender en vez de en ayudar a la gente. La base de una buena estrategia de contenido es tener siempre presente la idea de ayudar a la gente. Hay que usar frases como "Quiero ayudarte a..." en vez de "Necesitas comprar...". Es un cambio de mentalidad necesario que no supone mucho esfuerzo.
  8. No analizar las estadísticas de las visitas. Google Analytics, StatCounter y las propias redes sociales ofrecen estos servicios y son muy fáciles de gestionar.

Fuente: Mirroryourself

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción