• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Un blog de éxito para la empresa

Posted by Fanquimista on 07-mar-2012 12:13:57

No sé si lo hemos dicho alguna vez: hay que generar contenido en las redes sociales. Y los blogs, hasta que se demuestre lo contrario, siguen siendo la mejor vía para ofrecer contenido a clientes y usuarios. Las bitácoras electrónicas fueron las primeras en llegar, mucho antes de ni tan siquiera saber lo que era una red social. Cuando muy pocos sabían qué era eso de lo que todo el mundo hablaba, la web 2.0, algunos recurrían a los blogs para explicar el nuevo concepto de internet: los contenidos son generados por los propios usuarios, y no sólo por las grandes empresas, los contenidos fueron descentralizados.

En esas estamos todavía. Sólo que ahora, aparte de los blogs, también contamos con multitud de redes sociales, para todos los gustos. Pero los blogs siguen ahí. Desde los personales, sin más pretensión que ser una vía de escape para el autor, hasta los de grandes empresas multinacionales.

El blog puede ser la forma más efectiva de fidelizar  a la audiencia. Además, puede ser la espina dorsal alrededor de la que se construya el resto de la estrategia de márketing social, el centro neurálgico de los contenidos. Eso sí, hay que ofrecer contenidos de calidad. Pero, llegados a este punto, la pregunta es: ¿por qué algunos blogs consiguen lectores y otros no?

En Poynter.org, encontramos un artículo que habla sobre cómo crear un blog y conseguir que crezca, que atraiga lectores. Se refiere fundamentalmente a un blog incluido en una web de noticias, pero sirve como ejemplo para cualquier tipo de blog. Y, en todo caso, cualquier blog debe ofrecer información más o menos especializada.

Una voz propia

La primera clave para un blog de éxito, según Poynter.org, es encontrar una voz propia, un estilo que nos diferencie del resto, que nos distinga de algún modo. Un claro ejemplo de esto lo hemos encontrado recientemente en The Anti-Social Media. Nadie puede dudar de que ese blog es único.

Porque los blogs no son periodismo tradicional, como tampoco son un folleto corporativo que se limita a contar las bondades de un producto. No todo periodista es un buen bloguero, ni todo experto en márketing es un buen responsable de redes sociales. Un blog debe tener un carácter personal, humano, si se quiere. Hay que encontrarlo.

A menudo, un blog corporativo está escrito por varios autores. Incluso en este caso el blog de la empresa tiene que tener una voz propia y única. Para ello, es necesario contar con una especie de editor o de coordinador, o bien unas mínimas pautas de estilo para unificar la escritura de los artículos.

Encontrar un hueco

La segunda clave para desarrollar un blog que atraiga y retenga a la audiencia es encontrar un nicho de lectores. Esto es especialmente importante en un blog corporativo, ya que las posibilidades se reducen. Está muy relacionado con esa voz que debemos encontrar, con ese estilo que nos haga reconocibles ante un público que tiene cientos de posibilidades donde elegir.

Si hay un sector en el que, en la actualidad, es difícil destacar es en los asuntos de tecnología. Hay mucha competencia. Claro que también hay mucho público. En todo caso, también hay que tener en cuenta que el grado de especialización está estrechamente relacionado con el número de seguidores: si se trata un tema muy concreto es bastante probable que la audiencia sea reducida. Pero, en este caso, más que en ningún otro, no hay que preocuparse por la cantidad. Mejor conseguir una audiencia fiel y participativa que cientos de seguidores que no leen más que los titulares y, a veces, ni eso.

A partir de esas dos claves, una voz propia y un espacio en la globosfera (¿no se está perdiendo este término?), con constancia y una calidad aceptable en los artículos, ofreciendo contenido nuevo, original, dando nueva información a los lectores o consejos prácticos, el éxito del blog está asegurado. Y, tras la avanzadillla del blog, llega el resto del ejército: las otras redes sociales.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción