• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Consejos sobre botones sociales

Posted by Fanquimista on 17-may-2012 12:41:23

Hay un elemento del márketing social al que quizá no se presta la atención debida: los botones sociales. Se trata de poner iconos con enlaces a las principales redes sociales con un claro objetivo: facilitar que los usuarios compartan el contenido que genera la marca. ¿Es indispensable colocar estos botones de Facebook, Twitter, Google Plus, etc.? ¿Todos ellos? ¿Es beneficioso indicar cuántas veces se ha compartido en cada una de las redes sociales?

En un interesante artículo publicado en Social Mouths, podemos encontrar la respuesta a estas y otras preguntas. Para comenzar, se puede ver el asunto desde la perspectiva del usuario de la página, del lector, o desde la perspectiva del profesional que gestiona y, sobre todo, analiza, los medios sociales. Desde cualquiera de estos dos puntos de vista, será un acierto incluir botones sociales. En el primer caso, porque ayuda a crear una comunidad fiel y activa que, al fin y al cabo, es uno de los objetivos de la redes sociales en el ámbito corporativo. Pero, desde el punto de vista del profesional, ayudará al posicionamiento web. Por tanto, es beneficioso por partida doble.

En definitiva, hay que incluir los iconos. Pero no está de más recordar algunos consejos al respecto:

  • Se deben incluir en las páginas donde haya una presencia activa por parte de la empresa y sus seguidores.
  • Deben ser fácilmente localizables, teniendo un tamaño suficientemente grande y estar agrupados en un conjunto.
  • Una opción es colocar en la cabecera los que permiten compartir toda la página y en cada entrada del blog los que facilitan compartir ese contenido en concreto.
  • Otra opción es colocar los iconos sociales al final de la página, para que el usuario los encuentre al terminar de leer.
  • No está de más probar los botones de vez en cuando para comprobar que funcionan correctamente.

Los consejos anteriores se refieren a aspectos generales. Veamos ahora algunos consejos más particulares:

  • Los botones de Facebook, Google+, LinkedIn y Twitter no pueden faltar, ya que son las redes más usadas por los internautas.
  • Hay otras redes que es bastante probable que sean usadas por una buena parte de los seguidores, como StumbleUpon, Digg y, especialmente si se comparten imágenes, Pinterest. Hay que valorar la inclusión de botones para estas redes. Sin embargo, si pocas personas (o ninguna) usan una red, es preferible no incluir el botón. No tiene sentido y ensucia el diseño de la página.
  • Es importante encontrar un equilibrio en el tamaño de los iconos: que sean suficientemente grandes para que se vean cómodamente, sin esfuerzo, pero sin que resten importancia al contenido, que, a la postre, es lo que importa.
  • Si se puede, mantener todos los botones agrupados de modo que cualquier usuario encuentre la red que busca.
  • Si pensamos en el comportamiento del internauta, éste decidirá si comparte o no el contenido una vez que lo haya leído. Por tanto, en principio, los iconos tienen que estar al final del artículo. Sin embargo, ésta no es una regla fija, ya que se puede decidir compartir con tan sólo leer el título, echar un vistazo rápido al primer párrafo o, simplemente, por la buena reputación de la página.
  • Otra posibilidad es colocar una barra que se desplaza a un lado de la pantalla. Pero debe ser acorde con el diseño de la web.

Dilemas

El artículo de Social Mouths termina resolviendo dos grandes preguntas.

¿Se debe mostrar el número de personas que comparten el contenido?

Si el número de personas que comparten contenido no es muy alto, puede que sea mejor no mostrarlo.

Si los que comparten contenido son legión, sin duda hay que mostrarlo. Compartir es el componente social y, en este sentido, es un éxito para la página. Además, hay cierto impulso a imitar a la multitud.

¿Se deben usar las barras laterales?

Depende del diseño de la página, del tipo de usuario mayoritario y otros factores. Pero hay que tener en cuenta que pueden distraer del contenido. Además, hay que preguntarse si su uso es sencillo y si todos los lectores los encontrarán.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción