• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Profesionales 2.0: autopromoción

Posted by David Sanz Frías on 13-jun-2012 13:05:44

En un interesante artículo de Neus Arqués, se habla del autor 2.0. En la actualidad, un escritor, no sólo tiene que escribir, sino que, en muchos casos, sobre todo cuando empieza su carrera, debe aprender a promocionarse. Y, por supuesto, buena parte de esa promoción se hará a través de los medios sociales.

El artículo de Neus Arqués habla de escritores, pero, en realidad, sirve para cualquier profesión, para cualquier negocio o evento, para el lanzamiento de un nuevo producto, para la inauguración de una tienda, un local o un bar. Promoción 2.0. Nadie  puede escapar de ella. En el caso de los escritores, es su propio trabajo (metidos en su casa horas y horas, tecleando, encontrando esa historia, esa frase, ese verso que tarda en llegar) lo que les impide ser sociables. Pueden contar grandes historias, desnudar el alma humana y conseguir un estilo de escritura afilado y personal, pero en las relaciones sociales no están cómodos (por supuesto, de todo hay en la viña del Señor).

El caso es que esta dualidad profesional a la que obliga (pero, también, facilita) el mercado actual (la profesión que hayamos elegido y promocionar nuestro trabajo) lleva a plantearse un importante dilema: ¿soy yo mismo el más indicado para llevar la promoción de mi trabajo, de mi negocio? En el caso de una respuesta negativa, será necesario contratar los servicios de una empresa o de un profesional que se encargue del asunto.

En el artículo citado, se nombra a Jenny Blake, una autora, bloguera, conferenciante y coach, que ha elaborado un documento con los pasos que se deben seguir a la hora de poner en marcha la promoción de un libro. En realidad, repetimos, sirve para cualquier otro producto o servicio.

La lista de pasos en la puesta en marcha de la campaña de márketing es exhaustiva (la adaptamos a lo general, a cualquier producto): promoción online y off-line, desarrollo del negocio (desarrollo de plataformas online: preparación de página web y redes sociales), acuerdos de colaboración con otras empresas o profesionales, preparación para el lanzamiento del producto, desarrollo personal (adquirir nuevas competencias -se puede realizar un taller de promoción en redes sociales o un curso de cómo hablar en público, etc.-), diagrama de Gantt (una herramienta gráfica que muestra el tiempo dedicado para diferentes tareas o actividades durante un periodo de tiempo) con los hitos destacados del proceso, tareas relacionadas, ciudades que se van a visitar (o reuniones con otras personas), personas vinculadas a la campaña de márketing, distribución o venta del producto, presupuesto, relación con la empresa (si hemos sido contratados).

Se pueden sacar varias conclusiones de todo lo anterior. En primer lugar, que una promoción 2.0 no significa que sólo se haga a través de internet o de las redes sociales. En el caso concreto de un escritor, sin duda tendrá que visitar librerías, hablar con los lectores (en persona, en vivo y en directo), firmar libros, acudir -si tiene suerte- a programas de radio y televisión. Los medios sociales son la herramienta fundamental, una vía disponible para cualquiera y que con una audiencia potencial que, en la práctica, puede considerarse infinita. Pero eso no significa que nos olvidemos por completo de los métodos tradicionales.

Otra importante conclusión es que el trabajo de promoción necesita una planificación al detalle. Se maneja muchísima información, datos, nombres, varias redes sociales, eventos (en ocasiones, en diferentes lugares), se conocen personas que pueden ayudarnos, otras empresas o profesionales con los que se puede colaborar... Si no se lleva una relación exhaustiva de todo ello, si no se planifica cada paso (siempre abiertos, claro, a la improvisación, a que esos planes puedan ser trastocados), cuando el periodo de la promoción termine, acabaremos en un psiquiátrico.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción