• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Los Community Manager deberían ser menores de 30 años

Posted by David Sanz Frías on 19-jul-2012 11:30:34

En Estados Unidos nos llevan años luz de ventaja en cuanto a la gestión de las redes sociales por parte de las empresas, no sólo en lo que se refiere a los profesionales que trabajan en el sector, sino también en los medios y expertos que tratan en sus artículos el tema. A este respecto se ha producido una pequeña polémica a raíz de un artículo aparecido en la web Nextgen Journal titulado ¿Por qué los Social Media Manager no deberían superar los 25 años? (nosotros hemos preferido aumentar ese límite de edad pensando en que, normalmente, la juventud española tarda más en salir del nido y, también, teniendo en cuenta el nivel de desempleo del país).

Se han producido ante el artículo reacciones a favor y en contra. Lógicamente, a los profesionales veteranos no les ha gustado la idea de discriminar por edad. Lo cierto es que el artículo ha suscitado unos seiscientos comentarios sólo en el blog, se ha compartido casi 2.000 veces en Twitter y más de 7.000 en Facebook, a lo que hay que sumar la distribución a través de otras redes sociales. En definitiva, el artículo ha gustado, se ha leído, ha producido rechazo, etc. Pero, lo más importante de todo es que ha abierto un encendido debate, lo que demuestra su enorme valor.

¿Pero qué es lo que ha producido tanta polémica? Podríamos denominarlo un nuevo punto de vista de las relaciones laborales. La red está cambiando los cimientos de nuestra cultura y nuestro modo de vida hasta un punto inimaginable hace una década. El potencial de internet, en general, y de las redes sociales, en particular, avanza más rápido que la propia sociedad y algunos estamentos han quedado paralizados ante la fuerza del nuevo paradigma. El conflicto entre los derechos de autor y los consumidores de entretenimiento es quizá el más claro ejemplo. Pero hay muchos otros: el cambio radical que ha tenido que hacer el periodismo, el comercio, el márketing, los viajes, las comunicaciones, incluso la política. La sociedad cada vez está menos jerarquizada, los centros de poder cada vez son menos, la política se encuentra, más que nunca, en la mayoría.

Así que, ¿por qué no iban a cambiar del mismo modo las relaciones laborales? Tradicionalmente, salvo excepciones, los jefes son mayores que los subordinados. Quizá era el mejor método para que una empresa funcionara en los siglos pasados. El director se había incorporado a la empresa de joven, había trabajado en diversos puestos, había conocido el funcionamiento de la empresa y adquirido experiencia en diversas áreas. Todo ello (siempre pensando que poseía otras aptitudes como decisión, energía, inteligencia, proactividad, mano izquierda, etc.) le llevaría a ser un buen jefe.

Sin embargo, en la actualidad y, especialmente en la gestión de los Social Media en una empresa, los cambios en la tecnología son más rápidos que el desarrollo laboral de una persona. En otras palabras, a un trabajador  no siempre le da tiempo a aprender todas las novedades que aparecen. Así que, ¿no sería mejor que esos conocimientos ya "los trajera de fábrica" el que se vaya a hacer cargo de las redes sociales de la empresa?

Algunos datos. Facebook comenzó en 2004, Twitter en 2006. ¿Cuánto tardó una persona de más de cincuenta años en abrirse una cuenta, si es que lo ha hecho? ¿No lo habrá hecho obligado por las circunstancias? En cambio, una persona cercana a los veinte años usa las redes sociales de modo natural, no hay que enseñarle cómo funcionan.

Reciclarse o morir

Seguramente algunos expertos de Recursos Humanos pensarán que es una locura poner a una persona de 25 años, sin experiencia, a cargo de todo un departamento de la empresa. Sin embargo, la cuestión es ¿quién puede tener experiencia en algo que antes ni siquiera existía?

Cualquiera puede aprender, claro. Pero pensar que los profesionales de mediana edad (por decirlo de un modo muy educado) van a aprender a manejar las redes sociales a la misma velocidad que los jóvenes que acaban de salir de la universidad y que se pasan las 24 horas del día en las redes sociales es engañarse a uno mismo.

Por supuesto, toda generalización es mala. Hay una generación que ha crecido con los medios sociales. Profesionales que han sabido reciclarse, aprender, formarse, interesados en el sector y que, en definitiva, han sabido combinar la experiencia adquirida durante años con el conocimiento de los nuevos medios. Pero, me temo que en un país como en España (y, en general, cualquier país latino o mediterráneo), tan poco dado a la innovación y tan pegado a las tradiciones (y no me refiero sólo a las tecnológicas), esos profesionales son una minoría, una muy pequeña minoría, excepciones que cumplen la regla.

Al fin y al cabo, ¿cuántos años tienen los fundadores de Facebook y Twitter?

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción