• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Una idea de márketing revolucionaria: la verdad

Posted by Fanquimista on 24-jul-2012 14:14:44

En la red se encuentran artículos verdaderamente interesantes sobre márketing social. Expertos con años de experiencia que comparten sus inquietudes, sus pensamientos, sus consejos. Entre esta multitud de artículos, encontramos uno en Social Mouths que se diferencia del resto y que sorprenderá a los responsables de márketing. Los publicistas veteranos, al leerlo, quizá se caigan de la silla.

¿Qué es lo más importante en la promoción social? La gran pregunta. A cada persona que se le plantee esta cuestión, dará una respuesta diferente. La fidelidad a y de la marca, el servicio al cliente, los buenos contenidos, un modo único de vender, el diálogo con el usuario. Todas esas respuestas son, en parte, "correctas". Pero ninguna de ellas contiene la verdad absoluta. Podríamos decir que se complementan: todas ellas, sumadas, podrían dar el resultado de "lo más importante a la hora de promocionar un producto".

Sin embargo, buscamos un solo concepto, una sola estrategia. Por supuesto, es imposible. Pero lo más cercano quizá sea lo que señalaba William Bernbach, jefe de las campañas de publicidad de la marca Volkswagen en los años sesenta y setenta del siglo pasado. El elemento más poderoso en la publicidad es la verdad.

Para muchos (por desgracia), publicidad y verdad, márketing y sinceridad, son términos antagónicos. Llevamos muchos años inmersos en un paradigma en el que lo eran y cuesta cambiar el punto de vista. La publicidad es un mundo irreal pasado por el Photoshop, a veces, tan exageradamente, que se deforma grotescamente. En ocasiones, se han detectado retoques fotográficos absolutamente irreales. En Francia, se ha llegado a prohibir algún anuncio por exceso de Photoshop. Las modelos de publicidad no son reales. Ni siquiera ellas mismas (o ellos) se parecen a sí mismos. Sólo son así en las fotos. En la vida real, no son ellos.

Volkswagen promocionó el mítico modelo Beetle, el Escarabajo, con el lema "piensa en pequeño". No era el coche más potente, ni el más grande, ni el más veloz. Pero fue un éxito de ventas, primero, para, después, convertirse en un mito.

En un mundo donde la mentira está a la orden del día, la verdad es valorada más que nunca. Sólo hay que saber lo que se vende y creer en ello. Se pueden seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Analizar el producto que se quiere vender y conocerlo a la perfección.
  2. Volver a analizarlo aún más. Si lo que se ofrece, merece la pena, seguro que se encuentran varios aspectos a los que apelar. No se trata de maquillar la verdad, sino de resaltar los aspectos positivos del producto o servicio.
  3. No exagerar. No ofrecer más de lo que se tiene. Lo peor que se puede hacer es engañar al cliente.La mentira no se perdona (no sólo en el sector del márketing, también en la política).
  4. No usar eufemismos al hablar. No buscar extraños nombres para vender o jerga técnica que la mayoría de personas no entiende. No usar lenguaje engañoso. Todas estas estrategias (pasadas de moda y erróneas) lo único que consiguen es que el usuario piense que le están engañando (y, en la mayoría de las ocasiones, es precisamente lo que ocurre).
  5. Dirigirse al seguidor o al cliente con sentido común. En otras palabras, humanizar la conversación. Y esto vale incluso para el lema publicitario de un producto en concreto.

Cualquier producto, cualquier servicio, posee cualidades que se pueden destacar. Puede ser el precio o el diseño. La innovación o lo tradicional. Hay un tipo de público esperando esa característica propia. No todos queremos (o podemos) conducir un Ferrari. Pero somos felices con un Escarabajo. Y, si no encuentras esa característica única o, al menos, que se pueda resaltar, será mejor que te replantees el producto, no la estrategia de márketing.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción