• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

El márketing de contenidos funciona

Posted by David Sanz Frías on 02-ene-2013 11:19:19

marketing de contenidos

Sectores como la publicidad, los medios de comunicación, internet, abusan de términos que no quedan del todo claros. En parte, se debe a que se traduce literalmente del inglés (en vez de buscar una traducción con un sentido más cultural) y se pierde parte del significado original. Por otra parte, como ocurre en otras profesiones, es una forma de distinción corporativa, esto es, una criba para detectar a los que no comprenden lo que significan dichos términos y, de este modo, excluirles. Pero ese lenguaje críptico no ayuda en absoluto al sector.

El márketing de contenidos es uno de esos conceptos que no deja de repetirse en los últimos tiempo (y lo que queda). En ocasiones, correctamente utilizado. Otras veces, no. El márketing de contenidos no es otra cosa que producir contenido interesante con el objetivo de que los lectores se "enganchen", en un primer momento, a ese contenido, y, posteriormente, a la fuente que publica el contenido, es decir, a la empresa que lo difunde.

Parece una estrategia revolucionaria, muy social, muy 2.0. Pero, en realidad, no es muy distinto de lo que se lleva haciendo desde que comenzó el periodismo moderno, desde que los grandes medios de comunicación priorizaron los beneficios económicos sobre la ideología o, incluso, la información. La diferencia se encuentra en que, en la actualidad, las marcas pueden desarrollar este tipo de márketing sin intermediario (sin el medio de comunicación, sea un periódico, una cadena de televisión o una emisora de radio). Pensemos en los publirreportajes. Se pagaba a un medio para que cantara las alabanzas de una empresa. Ya no es necesario pagar: lo puede hacer la propia marca y, además, a un menor coste. (Supongo que a nadie se le escapa que los medios de comunicación dependen de la publicidad, es decir, de las empresas.)

Porque, siendo realistas, la mayoría de la gente, ¿por qué elige comprar un periódico y no otro? Porque va a leer lo que está buscando. La mayoría de las personas no busca estrictamente información objetiva (un imposible, por otra parte), sino la reafirmación de sus propias ideas, de un pensamiento previamente formado. O, en todo caso, algo nuevo, algo que desconoce y que le será útil para su vida. Hay responsables de empresas que desconfían del márketing de contenidos porque lo confunden con publicidad directa en las redes sociales o en el blog corporativo. Es una idea errónea que hay que desterrar.

Cada empresa debe encontrar su propio camino social

El objetivo final del márketing de contenidos es captar más clientes, más usuarios y, en último término, aumentar las ventas. Es cierto. Pero, el primer paso para lograrlo, es crear contenidos interesantes para el público (de ahí que sea esencial saber a qué personas se dirigen tales contenidos) y, además, con una periodicidad y una calidad que retenga a esa audiencia. Pongamos el caso de una tienda de libros. No se trata de hacer publicidad de la tienda, sino de ofrecer entrevistas a escritores, artículos con firmas invitadas, fotografías de los clientes con sus libros favoritos... Pongamos otro caso: una empresa de reformas. En este caso, deberá ofrecer noticias del sector de la construcción, enlaces a páginas de decoración o fotografías de sus propias reformas. El márketing de contenidos se dirige a los posibles clientes de la empresa.

¿Así de fácil? Nada es fácil, pero es el camino: pensar a qué personas te diriges. A continuación, algunos aspectos que pueden ayudar a la hora de generar contenidos sociales:

  • Usar las redes sociales adecuadas a cada caso. A veces, parece que sólo existe Facebook. Trata de descubrir las redes sociales que usan tus clientes. Quizá estés perdiendo una oportunidad de llegar a ellos a través de Google +, Twitter u otra red.
  • Crear una comunidad propia. Con ello, se amplían las posibilidades de ofrecer contenido interesante, en este caso, generado por los propios seguidores de la marca. El foro de la empresa se convierte en una vía.
  • Comunicación directa con el cliente. Con la publicación de contenidos no es suficiente. Debe ser complementada con una interacción con el usuario. Responde a los comentarios que aparecen en el blog, responde las dudas que se plantean a través de un tuit...
  • Móvil. Cada vez hay más personas que navegan a través de su teléfono móvil. Los contenidos deben adaptarse a este formato.
  • Fotos. No olvides que las imágenes también son contenido, un contenido potente, ágil y fácil de compartir.
  • Gustos y horarios de los seguidores. Conoce a tus clientes para saber qué contenidos quieren (sus gustos) y cuándo los quieren (a qué horas revisan las redes sociales).
  • Audacia, originalidad, talento. Arriésgate. Los medios sociales aún son nuevos. La mejor idea es la que nadie ha puesto en marcha aún.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción