• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Crear una red social propia para la empresa

Posted by Fanquimista on 28-feb-2013 11:01:30

red social linkin park

Las redes sociales que podríamos llamar generalistas (Facebook, Twitter, Google +, LinkedIn, Tuenti, Tumblr, etc.) sirven para la promoción social de una empresa. Además, muchos sectores, como el turismo y los viajes, las mascotas, los deportes, la música, los libros, la gastronomía, cuentan con sus propias redes sociales especializadas. Pero, aun teniendo todas esas posibilidades, tal vez una empresa prefiera tener su propia red social.

Hay diversas herramientas para ello. Algunas son gratuitas y de código abierto, por lo que, si se tienen suficientes conocimientos en la materia, ofrecen muchas posibilidades a la hora de personalizar la red. Otras son de pago y buscan la eficiencia o la facilidad de uso.

elgg

Dentro del primer grupo, encontramos a Mahara, una herramienta para crear redes sociales con Licencia Pública General de GNU. Es interesante la opción de poder ver el aspecto que va a tener la red social sin que sea necesario registrarse. De código abierto son también Elgg y Movim.

movim

En el segundo grupo, el de pago, quizá la más utilizada sea Ning. La ventaja es un aspecto profesional. De hecho, hay empresas, así como comunidades de fans que usan esta plataforma. Entre otras, los grupos de música Linkin Park y Weezer, la comunidad para los fans de la serie Crepúsculo o la Fundación Tu Diabetes. Ning ofrece los servicios básicos que cualquier empresa puede necesitar, como integración social con otras redes (YouTube, Facebook, Twitter, etc.), estadísticas de uso, búsqueda personalizada, aplicaciones para móvil y muchas opciones.

crepusculo red social

Otra posibilidad es BuddyPress que, en este caso, es una extensión de la herramienta para creación de blogs WordPress. Puede ser la mejor y más cómoda opción para las empresas que usen WordPress como gestor de contenidos. En realidad, se trata de instalar varios plugins que permiten acceder a diferentes herramientas, como, por ejemplo, ofrecer la posibilidad de que los usuarios puedan chatear entre sí. La instalación básica cuenta con la posibilidad de subir avatares, crear grupos y foros de discusión, un sistema de mensajería instantánea, diferentes temas y la posibilidad de que cada usuario pueda crear su propio blog.

BuddyPress

CrowdVine, que, a rasgos generales, es similar a las anteriores, ofrece un servicio de teleconferencia muy interesante. Y lo hace en su versión gratuita. Permite conferencias a través de la red para un máximo de 300 asistentes virtuales. Además, permite conectar la red social con Twitter para promocionar o informar sobre la reunión. Es una opción para celebrar ruedas de prensa sin alquilar una sala o para que puedan asistir medios de diversos países cómodamente.

Vikuit es de código abierto y está optimizada para la nube de Google. Su característica más reseñable es la libertad, tanto de gestión de la red como para mejorarla, creando funcionalidades que no ofrezca. Se pueden publicar artículos, crear grupos, una red de microblogging y galerías de fotos y permite comentarios.

Razones para impulsar una red social propia

Pero, ¿por qué creara una red propia si todo el mundo está en Facebook? Hay dos buenas razones para ello. La primera, la personalización. Tal vez a la empresa le interese que sus usuarios compartan fotografías mientras que no le interesan los chat en grupo. O quizá esté interesada en impulsar foros de discusión, pero no esté buscando un aspecto visual (nada de fotos ni vídeos). Cada marca elige su camino.

La segunda razón es la especialización. En una red social generalista se encuentran los seguidores de la marca, pero también otras compañías, la competencia. Además, los usuarios usan las redes sociales para diversas actividades, tanto profesionales como personales. En una palabra, se dispersan. En una red social propia se hablará de un solo tema, un tema que interesará a todos los usuarios.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción