• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Facebook para empresas: primeros pasos

Posted by Fanquimista on 01-abr-2013 11:02:54

fanquimia

Muchas veces, lo más difícil al poner en práctica una idea, un proyecto o una estrategia de márketing a través medios sociales, es dar el primer paso. Una vez superado este primer escollo, lo demás viene rodado (quizá sea pecar de optimista). En el caso del márketing social, las empresas saben que tienen que llevarlo a cabo, pero no saben cómo empezar.

Se puede comenzar por desarrollar una estrategia de promoción en la red social más usada por el público: Facebook. Bien, es una primera elección. Ya tenemos la mitad del camino hecho. Ahora bien, ¿por dónde empezar? Lo mejor será no lanzarse al vacío y sin paracaídas. Esto significa no olvidar nunca tres principios básicos (más allá de la red social y de la campaña de promoción): saber qué vende nuestra empresa y qué posición ocupa en el mercado, tener un mínimo de sentido común y elaborar una estrategia de promoción (saber lo que queremos conseguir).

En este sentido, una de las primeras decisiones que se han de tomar es si es preferible encargar la tarea a una empresa externa especializada o llevarla a cabo en el seno de la propia compañía. En este último caso, se debe decidir cuánta gente se va a ocupar de la red social, en este caso, Facebook (puede ser una sola persona, pueden ser varios o, incluso, todos los miembros de una empresa, si es de pequeño tamaño) y cuánto tiempo va a ocupar en la tarea (unas horas al día o a la semana, a tiempo completo...). Después, hay que crear la página en Facebook. En este primer paso es esencial elegir un nombre fácil de recordar (normalmente, el de la empresa) y asociarlo a la cuenta, de modo que la URL quedará como www.facebook.com/nombre-empresa. La segunda decisión importante en lo que respecta a una página corporativa de Facebook (una Fanpage, no una página de grupos ni individual) es elegir si cualquier usuario puede publicar en ella o sólo podrá hacerlo la propia empresa. En general, es más interesante (si se quiere usar como promoción de productos o del negocio en sí) la primera opción, pero hay que tener en cuenta que requiere de un mayor control (lo que enlaza directamente con la decisión de cuánta gente y cuánto tiempo se van a dedicar a la gestión de la red social).

Contenido y conversación

Lo siguiente es llenar la Fanpage del contenido básico, esto es, los datos de la empresa, una breve descripción de su actividad, un enlace a la web (si la hay), dirección de correo electrónico, etc., y una foto de portada (puede ser el logo de la empresa, aunque quizá sea más llamativa otro tipo de imagen).

En un primer momento, se trata de aprender e ir paso a paso. Esto implica no publicar mucho contenido al principio. Con tres o cuatro elementos al día puede ser suficiente. En cambio, es esencial contestar a todos los comentarios que se reciban. La comunicación, el diálogo con los usuarios es lo más importante.

Si entre los objetivos marcados en la estrategia se encuentra tener muchos seguidores, quizá debas plantearte usar los anuncios de Facebook. En la página oficial de la red social se ofrecen consejos para un buen uso de estos anuncios.

La promoción (sea cuál sea la estrategia, la promoción de la empresa tiene que estar en mayor o menor medida) se desarrolla por dos grandes vías: colocando un icono de Facebook o la URL completa en todas las tarjetas, cartelería, web, en definitiva, en todo elemento de promoción de la empresa, y, por otro lado, en la publicación de contenido interesante. Como hemos dicho antes, no es necesario, sobre todo, en este primer momento, una gran cantidad de contenido. Lo importante es que genere valor para los seguidores. Este valor puede ser extrínseco a la empresa (noticias del sector, información general para los clientes) o intrínseco (ofertas de productos, notas de prensa, novedades, etc.).

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción