• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Formación para el trabajador a través de las redes sociales

Posted by Fanquimista on 06-may-2013 10:55:13

formacion redes sociales

Las redes sociales son percibidas por algunos empresarios como una pérdida de tiempo, como una distracción que hace bajar la productividad de los empleados. En algunas empresas prohíben entrar en Facebook. Pero las redes sociales sólo son una herramienta y serán beneficiosas o perjudiciales según el uso que se les dé. El mal empleado que no pueda entrar en Facebook o en Twitter buscará otra manera de perder el tiempo. En cambio, la empresa está perdiendo posibilidades. Y no sólo de promoción de sus productos.

Los medios sociales sirven para mucho más que para promocionar los productos y servicios de la empresa, para algo más que subir fotos del último lanzamiento, resolver las dudas de los clientes u organizar un concurso y regalar un viaje a Palma de Mallorca. Quizá ésos sean los usos más habituales, pero no significa que sean los únicos. Los límites sólo los pone la capacidad de inventiva de un empresario innovador.

Así que, tal vez, no sólo no haya que prohibir el acceso a las redes sociales a los empleados, sino que haya que impulsar ese uso. Uno de estos usos menos habituales es el de organizar talleres de formación o clases en línea. La web hashtags ofrece algunos consejos para desarrollar y promocionar las formación del trabajador a través de los medios sociales.

Lo primero que hay que hacer es anunciar el evento para que los trabajadores interesados se apunten y aporten sus opiniones e ideas. Para ello, las redes sociales son perfectas, ya sea a través de un chat de Facebook o Google+, a través de Twitter con un hashtag que defina el curso o, de forma más tradicional, mediante una lista de correo. En el caso de Twitter, las respuestas son accesibles a todos, lo que puede animar a más gente a apuntarse y a fijar los días y horarios que beneficien a todos los participantes.

Una vez comenzada la formación, las redes sociales pueden servir para diversas tareas. De hecho, las propias clases se pueden impartir desde las redes sociales, sin necesidad de desplazar a todos los trabajadores a una misma aula. Por otra parte, puede ayudar a aumentar la cooperación y el trabajo en equipo. Para sacar todo el partido que ofrecen las redes sociales hay que fijar unos objetivos de aprendizaje y definir lo máximo posible la mecánica del taller o curso (horarios, hashtags -sobre todo en el caso de Twitter- que haya que usar para reunir toda la información en un mismo sitio, ejercicios, tareas o casos prácticos, etc.). Es muy recomendable evaluar los conocimientos antes y después del curso para comprobar el resultado.

Expertos y cooperación entre alumnos

Otra gran ventaja que ofrecen las redes sociales a la hora de realizar cursos y seminarios es la posibilidad de invitar a expertos sobre el tema que se trate, ya sean de la misma empresa (en el caso de una multinacional, por ejemplo, puede participar algún especialista en una tarea concreta que se encuentre en otro país) o ya sean expertos en la materia (profesionales del sector, profesores de universidad, etc.).

Hay que señalar que uno de los objetivos, si se opta por impartir formación a través de medios sociales, debe ser lograr la participación de los alumnos. Si no se produce una interacción constante, tanto entre ellos mismos como entre los profesores y expertos que impartan el curso, no merece la pena el esfuerzo. En este sentido, y valga la redundancia, la formación también debe ser social. Si cada empleado hace su trabajo de forma individual, sin compartirlo con el resto de participantes para discutirlo y llegar a puntos en común, el método pierde todo el sentido.

Al acabar el curso, se puede seguir manteniendo la discusión o mejorando las capacidades que se hayan querido potenciar. También se pueden organizar concursos o retos sobre el asunto durante los siguientes meses para motivar a los trabajadores.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción