• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Causas solidarias en las redes sociales

Posted by David Sanz Frías on 11-jun-2013 16:21:40

colab

Las redes sociales no dejan de ser un reflejo de la sociedad. Así, hay redes sociales para divertirse y para trabajar, dedicadas a todo tipo de aficiones y especializadas en profesiones, redes que sólo buscan provocar o divertir y otras que creen que esto del internet colaborativo puede servir para hacer un mundo más justo. Hay gente más solidaria. Y hay redes creadas para apoyar esas causas solidarias. En una época tan convulsa social y políticamente como la actual (a lo que, por otra parte, han contribuido las redes sociales, en especial, Twitter), han surgido este tipo de redes sociales que tienen como fin fomentar la solidaridad y facilitar la ayuda de unas personas a otras.

Una de ellas es Favoralia, una "red social de intercambio de favores".  El funcionamiento es similar a los bancos de trueque, sólo que el contacto se hace a través de una red diseñada para ello, con las ventajas que ello supone, como tener una cierta seguridad y compromiso de que, tanto los que se ofrecen como los que solicitan un favor, lo hacen de buena fe, o poder buscar favores por tipo (música, cursos, belleza, bricolaje, cultura, deportes, ecología, salud, idiomas, tecnología, etc.).

Por un favor hecho, se ganan puntos con los que pedir, a su vez, un favor a otro usuario. Favoralia ya funciona en muchos países del mundo, incluyendo la mayoría de América y Europa. Y, siendo favores, como no podía ser de otra forma, el registro y uso es gratis, tanto al dar como al recibir un favor.

En el caso anterior, son favores personales. Pero también hay redes de solidaridad más colectiva. Es el caso de Colab, una red social brasileña "para la ciudadanía", como se definen en la portada de la web. Se trata de un proyecto que permite proponer ideas para mejorar las ciudades. El registro es sencillo: se realiza con la cuenta de Facebook. Después, se pueden proponer ideas, como, por ejemplo, crear un billete único para el transporte público de la ciudad.

De momento, sólo funciona en las ciudades brasileñas de Recife (donde nació el proyecto) y Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil donde hay mucho que mejorar (como en cualquier megalópolis). Los usuarios pueden incluir fotografías para demostrar y denunciar lo que se puede mejorar. En definitiva, un modo de conectar a la ciudadanía entre sí y con los poderes públicos para, entre todos, corregir errores e impulsar la prosperidad de las personas. Cuenta con aplicaciones móviles para iPhone y Android.

Ayuda personal

Del ámbito ciudadano al más personal. A veces, los problemas son más íntimos. Duelia quiere ser un apoyo en el proceso de duelo y enfermedad. Hay tres tipos de perfil: usuario, profesional o centro especializado. En este caso, en el proceso de registro, hay que incluir algunos datos como qué tipo de proceso es el que se está pasando o a quién afecta, ya que, de otro modo, no se podría recibir una ayuda efectiva.

duelia

Una vez registrado, el usuario recibirá consejos de grupos en los que participar, debates o eventos de su interés. Otra interesante opción es "Mi diario", un espacio para plasmar los pensamientos y sentimientos que afloran en esos momentos tan difíciles y que se compartirán sólo con las personas que el usuario decida. También ofrece un servicio de chat, que puede ser general o privado (sólo con los amigos). ente que ha roto una relación y que ha perdido a un ser querido pueden encontrar en Duelia consuelo y ayuda.

Y la propuesta más original de todas es Friendsxhours, que, como su propio nombre indica, es una red social para alquilar amigos por horas. Creada por Daniel Ruiz, un mallorquín de 26 años, permite ganar dinero por compartir el tiempo con otros, ya sea practicando deportes o aficiones, enseñando idiomas o haciendo algún tipo de favor.

Cualquier persona tiene mucho que ofrecer a los demás. Sólo tiene encontrar en qué destaca. El tiempo es dinero. Y las redes sociales ayudan a ponerse en contacto y a gestionar ese tiempo que nos falta. Se puede ganar dinero con ello o recibir favores, pero sea como sea, lo importante es reconocer el valor de ayudar a los demás.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción