• abrazo - copia
     

    El blog de los fanquimistas

     
     

Cómo convencer a tu jefe para comenzar un plan de márketing de contenidos

Posted by David Sanz Frías on 18-feb-2015 15:41:58

Generar buen contenido es una estrategia que funciona. Lo saben los profesionales del márketing y los community manager. Lo saben, también, los nuevos emprendedores y algunos dueños de empresas que (re)conocen la importancia de adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías. Pero, por desgracia, no todos los jefes son así. A algunos, hay que convencerlos de que llevar a cabo un plan de márketing de contenidos es una buena idea.

Te damos algunos consejos para que puedas, como responsable de márketing o de las cuentas sociales de una empresa, convencer a jefes o a los encargados de asignar las partidas presupuestarias de la empresa, para que inviertan una parte en la promoción a través de los medios sociales.

Los comienzos: un programa piloto o una campaña temporal

Los que desconfían del márketing de contenidos no van a lanzarse de cabeza a una estrategia global por este tipo de vía. Hay que convencerlos poco a poco. Debe buscarse un cambio gradual. El mayor problema suele ser que no hay una referencia previa, ya que nunca se habrá probado en esa empresa y se desconocen los resultados.

Por tanto, se puede empezar con una campaña de prueba. Una especie de programa piloto con una fecha de finalización concreta. Es muy importante que se "vende" como una prueba para el jefe, pero el community manager no puede tomarlo como tal, lo que implica fijar un periodo de duración de la campaña y los objetivos que se pretenden cumplir. En este sentido, es importante que la duración esté acorde con los objetivos. Si el objetivo es aumentar las ventas, el plan debe durar, al menos, seis meses.

Al explicar o presentar el plan (normalmente, mediante un pitch), se debe explicar qué es el márketing de contenidos, cómo desarrollarlo y, además, precisar los objetivos que se pretenden y aclarar los beneficios secundarios que va a reportar a la empresa. Por ejemplo, puede que el objetivo principal sea aumentar las ventas, pero, además, se va a atender al cliente y se va a incrementar la visibilidad de la empresa.

El márketing de contenidos ayuda a conseguir objetivos de la empresa

Entre otros, el márketing de contenidos puede aportar los siguientes beneficios a la compañía:

  • Aumentar la visibilidad de la marca
  • Incrementar el liderazgo en el sector
  • Aumentar las ventas directa o indirectamente
  • Mejorar el servicio de atención al cliente
  • Retener a los clientes satisfechos

Como se trata de convencer al jefe o los responsables de gestionar el presupuesto de la compañía, se pueden mostrar casos de éxito de otras empresas, mejor si son del mismo sector. En caso de no encontrar ninguna marca del sector que haga márketing de contenidos (o que, aunque lo lleve a cabo, no consiga buenos resultados), es la mejor razón para hacerlo en la propia empresa: ser los primeros (o los primeros que lo hacen bien) significa siempre ir un paso por delante respecto a la competencia, una pequeña ventaja muy difícil de alcanzar a posteriori.

Estar preparado para las objeciones

Aun con todas las razones positivas que se han dado hasta ahora, el jefe buscará pegas y   presentará objeciones al proyecto. Hay que tener preparadas las soluciones y alternativas para estas objeciones. Cada sector, cada jefe, planteará las suyas. Por tanto, lo mejor es estudiar el sector y conocer a tu jefe o al departamento del que depende la asignación del presupuesto para márketing digital.

Aunque cada caso es único, hay algunas objeciones universales:

No hay dinero

¿Cuántas veces lo habrás escuchado, verdad? No tenemos dinero, no es el momento, ya sabes, la crisis... En este aspecto, el márketing de contenido juega con ventaja, ya que no necesita excesivas partidas presupuestarias y es asequible para cualquier empresa, incluso las más pequeñas. La relación coste-efectividad en el márketing digital es mucho más alta que en otros tipos de promoción.

Por otra parte, los recursos humanos son más valiosos que los monetarios. Se puede contar con la plantilla de la empresa para ayudar a definir la estrategia y, en algunos casos, también para ayudar a llevarla a cabo. Animar a los empleados a participar en las redes sociales de la empresa puede ser muy ventajoso y una forma de motivarles. La otra posibilidad es contratar recursos externos, como periodistas freelance, agencias de comunicación especializadas en márketing digital o consultores.

No interesa en nuestro sector

La promoción en redes sociales funciona en cualquier sector, hasta en el más aburrido. Lo importante es encontrar un estilo divertido que enganche al público o uno útil que resuelva las dudas de los clientes.

Y, como hemos dicho más arriba, si el sector no se prodiga en los medios sociales, mucho mejor. Ser únicos (por un tiempo, seguro que otras compañías seguirán tus pasos) es la mayor ventaja que se puede tener.

Subscríbete a nuestro blog

Nuevo llamado a la acción